Por: Junior Posso

 

No hay duda de que hemos tenido grandes cambios y nos hemos ido adaptando, no solo eso, también hemos adaptado nuestro estilo de vida ante esta pandemia.

 

El Covid está cambiando todo, incluso nuestras costumbres más cotidianas, como la de maquillarnos. Hasta que no haya una vacuna o una terapia que nos proteja del COVID-19, las mascarillas y los geles hidroalcohólicos serán imprescindibles en nuestro día a día. Pero ¿permite la mascarilla usar maquillaje?

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre si podemos o no usar nuestra base de maquillaje debajo de la mascarilla, o los demás productos cosméticos habituales. Incluso no hace mucho tiempo circulaba el bulo de que el maquillaje o las cremas hidratantes podían ser vehículo de transmisión del COVID-19, pero nada de eso es cierto. La hidratación, corporal y facial (por el uso de mascarillas), es más importante que nunca en estos tiempos.

Al llevar la mascarilla puesta (sea quirúrgica, FPP2 o de cualquier otro tipo), se produce más humedad, incluso sudoración y eso podría causarnos irritaciones en la piel.

Si vas a estar trabajando 8 horas con necesidad de llevar la mascarilla puesta, te recomienda maquillar de forma más expresiva los ojos y tercio superior, dejando más limpia (ojo no por ello, tratada e hidratada con los productos correspondiente en cada caso) la zona inferior de la mascarilla.

 

“Recuerda nuestros ojos son los nuevos labios”

 

 

 

Lo principal y fundamental es limpiar y tonificar el rostro para eliminar grasa e impurezas, aportar luminosidad al rostro y equilibrar el pH de la piel. Con la piel limpia, el siguiente paso imprescindible es la hidratación para evitar irritaciones y dermatitis, te recomendamos cremas ligeras y libres de grasa (deja las más nutritivas para la noche) que retengan la humedad y evitar que el uso de la mascarilla asfixie la piel.

Deberías olvidarte de las bases de maquillaje y los correctores por una temporada, es lo mejor para la salud de tu piel y para evitar dejar rastros sobre la mascarilla. Para quienes no puedan salir a la calle sin unificar el tono de la piel, lo más adecuado es apostar por una crema hidratante con color que se absorba rápido y permita que la piel transpire. Pero recuerda que es mejor dejar de lado por un tiempo la base de maquillaje.

Por tanto, si queremos maquillarnos, no debemos retocarnos el maquillaje a lo largo del día, como sí acostumbrábamos a hacer antes de que la pandemia invadiese nuestras vidas. “Es importante intentar que, una vez que nos hidratemos y nos maquillemos por la mañana, no volvamos a retocarnos es maquillaje si nos vamos a poner de nuevo la mascarilla”

Es el momento de presumir de ojos, así que hay que convertir al contorno y al corrector de ojeras en tus mejores aliados.

El maquillaje de ojos se va a convertir en tu carta de presentación, por eso debes procurar que sea un reflejo de tu personalidad: puedes jugar con las sombras para dar color a las cejas, combinarlas con el color de tu mascarilla o hacer divertidos contrastes de color.

Cuando estés de vuelta en casa, aprovecha que vas a lavarte las manos para limpiarte el rostro de cualquier resto de suciedad y de maquillaje. Vuelve a hidratarte el rostro con tu crema habitual.

 

 

Y lo más importante no compartas o prestes tu maquillaje y recuerda siempre seguir las indicaciones de limpieza y estar protegido, para evitar un contagio de COVID, además hay unas opciones muy chic para novias tanto en cubrebocas como en caretas.